Consuelo Villaseñor: “Las AFP nos obligan a financiar un sistema que les conviene y con el que queremos terminar”

  • Presidenta de CONFEDEPRUS se refirió a nueva marcha nacional de protesta ciudadana llevada a cabo el domingo en diversas ciudades del país.

El pasado domingo 6 de octubre se llevó a cabo en diversas ciudades del país una nueva marcha nacional contra el actual sistema de pensiones, la que convocó a miles de personas en todo Chile. En Santiago, la movilización se desarrolló en la Alameda y asistieron representantes del mundo social, político y sindical, entre ellos la CUT y CONFEDEPRUS, además de diputados del Frente Amplio y el Partido Comunista, quienes se manifestaron contra el actual sistema de capitalización individual, demandando su reemplazo por uno solidario, tripartito y basado en los principios de la Seguridad Social. Esto, en medio del debate público por la propiedad de los fondos previsionales, habiéndose ingresado una veintena de recursos judiciales en distintas cortes de apelaciones del país por parte de afiliados y afiliadas que buscan que se les devuelvan sus ahorros previsionales, apelando al derecho de propiedad, elevándose la discusión al Tribunal Constitucional para que defina si hay contraposición entre el Decreto 3.500 que creó el sistema previsional actual y las garantías que estipula la Constitución Política.

                “Como CONFEDEPRUS estuvimos en las calles, como siempre apoyando las legítimas demandas sociales por la defensa y recuperación de derechos, en esta ocasión acudiendo a la convocatoria de No + AFP junto a diversas organizaciones sociales y sindicales y la ciudadanía para terminar con este sistema de pensiones, que no está diseñado para garantizar Seguridad Social, sino para enriquecer a grupos de poder económico a costa de la precarización de las condiciones de vida de millones de chilenos y chilenas, los que a pesar de ser dueños y dueñas de sus ahorros no tienen poder de decisión sobre ellos”, señaló la presidenta de la Confederación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud, Consuelo Villaseñor.

En relación con el proyecto de reforma previsional impulsado por el Gobierno, Villaseñor expresó que “no soluciona el problema de fondo, que es seguir manteniendo y perpetuando el negocio que hacen las AFP con el derecho a la Seguridad Social de la ciudadanía. No quieren terminar con este sistema de ahorro forzoso porque es la viga maestra que sostiene todo el andamiaje económico y financiero, el cual permite que las compañías de seguros u otros organismos privados sigan lucrando con los fondos de pensiones de los trabajadores y trabajadoras. Por eso, lo van a justificar con todo tipo de argumentos, porque cuando se trata de defender algo como sea se puede llegar a decir cosas como que el nivel de calidad de vida de los y las pensionadas no depende del monto de las jubilaciones que reciban, tal y como aseguró Fernando Larraín, Gerente General de la Asociación de AFP, hace poco en televisión”.

Respecto de las críticas hechas por el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, a las acciones judiciales presentadas para la devolución de los ahorros previsionales, señalando que dichos recursos carecían de fundamentos y tenían motivaciones políticas, la presidenta de CONFEDEPRUS señaló que “estas presentaciones en distintas cortes de apelaciones del país sí tienen fundamento, y es uno tan básico como que las personas son dueñas de sus ahorros y que, por ende, deberían poder disponer de ellos en lugar que lo hagan otros. Esa es la motivación de quienes han presentado recursos de protección, poder hacer valer su derecho, como dueños y dueñas de su plata, de pedirla de vuelta. Lo que sí tiene motivación política e ideológica es la cerrada defensa que hace el ministro y el gobierno del actual sistema de pensiones”.

Finalmente, la dirigenta sindical de la Salud Pública fue enfática para indicar que “las AFP nos obligan a financiar un sistema que les conviene y con el que queremos terminar, porque perjudica a millones de chilenos y chilenas que han sido brutalmente vulnerados por este mecanismo de apropiación ilegítima de su propiedad, como son los ahorros previsionales, arrebatados de manera forzada con la excusa de que serán devueltos cuando jubilemos. Las evidencias han revelado que eso no es así, los montos promedio son miserables y por si eso fuera poco se entregan en cuotas mensuales con las que nadie vive. Es decir, nos dicen que somos dueños y dueñas de nuestros dineros, pero no podemos disponer de ellos. Eso se llama robo, una estafa disfrazada y validada legalmente, por eso el problema es más de fondo y tiene que ver con construir nuevas reglas del juego, una nueva Constitución con participación directa de la ciudadanía”, puntualizó Villaseñor.

About the author