Declaran admisible querella de presidenta de CONFEDEPRUS contra carabineros por detención

Hecho se produjo en Chillán luego de manifestación pacífica en el marco del Día del Trabajador y Trabajadora del pasado 1° de mayo. Acción judicial fue presentada por el INDH.

El pasado 1° de mayo, y en el marco del Día del Trabajo, Consuelo Villaseñor caceroleaba pacíficamente frente a la Intendencia regional de Ñuble, en Chillán, junto a sus hijas, hijo y un par de amigas. Una manifestación tranquila y breve, luego de la cual decidieron regresar a su domicilio, ubicado a un par de cuadras de la plaza en la que se encontraban. Sin embargo, y a metros de llegar a su destino, el grupo fue interceptado sorpresivamente por un grupo de cuatro patrullas de Carabineros, siendo detenido de manera violenta y con uso excesivo de la fuerza, para luego trasladar a las personas a la Segunda Comisaría de Chillán, quedando en libertad algunas horas después sin indicarles cuál había sido el motivo de su aprehensión.

“Se abalanzaron contra nosotras y quienes nos acompañaban, con una violencia totalmente innecesaria, utilizando empujones y expresiones degradantes”, señala la presidenta de CONFEDEPRUS, gremio de la Salud Pública que representa a cerca de 5.500 profesionales del sector en la Mesa del Sector Público de la CUT. “No quisieron escuchar ninguna razón, les dije que estábamos a una cuadra de la casa, pero no les importó nada. Me redujeron e introdujeron al vehículo policial de una manera muy brusca, con un abuso de poder tremendamente humillante. Recibí un fuerte golpe en una rodilla, lesión de la que quedó constancia en el SAR Violeta Parra de Chillán, laceración por contusión, además de varias magulladuras más”, agrega Villaseñor.

Producto de lo anterior, la presidenta del gremio de la Salud Pública recurrió al INDH para exponer el caso y presentar una querella criminal por el delito consumado de vejación injusta o abusos, figura contemplada en el artículo 255 Código Penal, acción judicial que se concretó con su presentación en el Juzgado de Garantía de Chillán y que fue acogida por el tribunal. “Nos parece que esta admisibilidad de la querella es una buena señal en relación a no permitir estos abusos, el uso de esta fuerza desmedida, descriteriada, que se sigue usando contra las y los dirigentes sindicales y sociales y contra la ciudadanía para reprimirla. Solicitamos  remitir los antecedentes al Ministerio Público, de modo que se investiguen los hechos y se pueda sancionar a los responsables de acuerdo a lo que contempla la ley”, finalizó Villaseñor.

About the author