EDITORIAL: Trabajo decente y Salud, derechos fundamentales para una vida digna

Como CONFEDEPRUS, siempre hemos sostenido que el concepto de Salud no sólo se refiere a la ausencia de enfermedades, sino también y principalmente a otros determinantes que inciden en la calidad de vida de las personas. Dentro de ellos están los que tienen que ver, por ejemplo, con las condiciones ambientales de algunos territorios impactados por labores industriales de explotación, con graves afectaciones que transforman a comunidades enteras en zonas de sacrificio, así como también otros determinantes sociales, como el poder tener un trabajo decente que permita sustentar una vida digna. En ese sentido, ambos conceptos -Trabajo y Salud- aparecen estrechamente vinculados para avanzar en condiciones que permitan acceder a un nivel de vida digno y adecuado, tal como está consagrado en el artículo 25 de la Declaración Universal de DD.HH., donde se señala que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, a ella y a su familia, la Salud y el bienestar. Por ello, debe consagrarse dentro del marco constitucional, entre otros derechos sociales fundamentales, incluyendo el derecho a huelga y la libertad sindical para todos los sectores. Un trabajo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad, en definitiva.

Para nosotros y nosotras quienes conformamos esta organización, el concepto de trabajo decente ha estado presente como principio orientador desde el comienzo de nuestra vida sindical, así como su protección en condiciones laborales equitativas, con resguardo de la salud y seguridad de las trabajadoras y los trabajadores, su descanso, disfrute del tiempo libre, desconexión digital, garantía de indemnidad y, en definitiva, al pleno respeto de los derechos fundamentales. Todos ellos, aspectos básicos para avanzar en este concepto de trabajo decente, además por supuesto del derecho a una remuneración justa y suficiente para poder asegurarle su sustento y/o el de su familia, incorporando el enfoque de género en términos de que las trabajadoras y los trabajadores tengan derecho a una remuneración por su trabajo de igual valor. Así también, el Estado debe generar políticas públicas que permitan la conciliación laboral, la vida familiar y comunitaria y el trabajo de cuidados, incluyendo el respeto por los derechos reproductivos de las personas trabajadoras y la prohibición de toda forma de precarización laboral, así como el trabajo forzoso, humillante o denigrante.

Así también, la Salud como Derecho Humano constituye un pilar fundamental para un buen vivir, que tiene que ver con nuestro bienestar físico, emocional y social, el que se sustenta en diversos determinantes sociales, como los mencionados. Por tanto, resulta imprescindible insistir en que cuando hablamos de garantizar el derecho humano a la Salud, debemos ampliar su concepción a esta descripción y no seguir reduciéndolo a la asistencia de enfermedad. Una garantía urgente, que no puede seguir sustentándose sólo en asegurar la atención en Salud para algunas personas o de exclusividad para determinadas patologías, sino que debe ser un constructo amplio e integral que determine nuestra calidad de vida como derecho social.

Como CONFEDEPRUS reafirmamos nuestro compromiso de afianzar el trabajo decente en Chile, en especial el de las trabajadoras y los trabajadores de la Salud, el cual se diferencia de otros al exponer su integridad física y mental y, en algunos casos, su vida para cuidar a la población habitante del país. La lucha de CONFEDEPRUS por una Salud como Derecho Humano fundamental y su acceso universal, oportuno y de calidad, parte por una Salud Pública fortalecida desde el resguardo de los derechos laborales de sus trabajadores y trabajadoras, quienes son la base del sistema, pero va más allá de ese ámbito, toda vez que el trabajo decente, como uno de los determinantes más importantes de la salud tanto física como mental de las personas, resulta fundamental para un buen vivir.

Artículos relacionados

EDITORIAL: La salud mental como determinante para un buen vivir

En Chile, las cifras de problemas de salud mentales registran cifras alarmantes. Diversos estudios señalan y reafirman altos índices entre la población, especialmente en temas relacionados con ansiedad y depresión, así como también tasas considerables en el consumo de alcohol y drogas, estimándose según algunos estudios una prevalencia del 40 %, sólo entre niños y […]
Leer más

Nueva membresía FORGENT para socios y socias

Leer más

CONFEDEPRUS sostuvo reunión de análisis político-sindical con economista Manuel Gajardo

El pasado martes 18 de agosto, cerca de 50 dirigentas y dirigentes de las cinco federaciones y bases que componen CONFEDEPRUS sostuvieron un encuentro con el economista y asesor de la MSP, Manuel Gajardo, titulado “Desafíos de CONFEDEPRUS en contexto económico y político actual”, el que sirvió de espacio de encuentro para abordar diversas temáticas […]
Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar: